Soy La Buena Semilla

El poder creativo de Dios en mis finanzas

¿Cómo puedo creer en la provisión y abundancia de Dios cuando mi economía me dice lo contrario?  ¿Cómo recibir lo que Él me habla en los momentos en que lo veo todo perdido?

 

14095275_sEsta fue la historia real de una mujer quien al fallecer su marido,  quedó en la bancarrota y el desamparo. El nivel de sus deudas llegaba a tal magnitud que los acreedores no aceptaban trato alguno tomando acción legal en su contra. Después de confiscar sus muebles y embargar sus propiedades,  el monto de la deuda seguía siendo enorme y la presión insoportable. Los cobradores demandaban entonces, que los dos hijos de la viuda trabajaran para ellos indefinidamente. Fue entonces cuando la crisis tomaba dimensiones inimaginables; los acreedores se llevarían de su lado para siempre a lo único que le quedaba: El amor y el apoyo de sus hijos.

 

¿CREER EN DIOS O CREERLE A DIOS?  

El hombre fallecido había sido un buen hombre,  pero financieramente las cosas no le salieron como las había planeado.   En su mente nunca estuvo dejar a su mujer e hijos en el abandono y mucho menos en la ruina.  Ahora su mujer enfrentaba sola las consecuencias de sus errores. ¿Cuál sería su decisión frente a la crisis?  ¿Llorar su pena desconsoladamente hasta morir ó creerle a Dios?

 

Y es que “creerle a Dios” no es sinónimo de tener esperanza, ni de mantener una actitud positiva;  se trata de permitir que EL PODER que la FE es, opere dentro de ti por oírle hablar Sus palabras en tu corazón.   FE no tiene nada que ver con quedarte cruzado de brazos frente a la adversidad, pero sí con el participar en acuerdo con Dios activamente viéndole como el Responsable absoluto de tu vida.

 

Fue así como la viuda comenzó a evaluar sus opciones y decidió presentar su caso delante del profeta Eliseo.  A Eliseo recurría gente con todo tipo de necesidades con el fin de escuchar la voz de Dios.  La mujer estaba asediada de consejos de gente bien intencionada y otros, de personas buscando sacar provecho, pero ninguno de estos podía solventar su situación.   Interesante lo que esta mujer se dispuso a hacer atravesando por la peor pesadilla de su vida.   Ella no fue al adivino para conocer su futuro, ni al hechicero para “quitar su mala suerte”; tampoco buscó opciones de nuevos préstamos para “parchar” temporalmente lo que estaba completamente fuera de su control….. ¡LA MUJER ANHELABA ESCUCHAR A DIOS!

 

CREERLE A DIOS ES RECIBIR LO QUE EL ME HABLA

Ella lo había visto mientras vivía su marido, en otras ocasiones lo había comprobado: QUE EL OIR A DIOS PRODUCE FE (EL PODER PARA CREERLE).  La respuesta del profeta no eran palabras humanas y en su corazón estaba clara al respecto.   Eliseo le respondió:  “¿Qué puedo yo hacer por ti? Dime qué tienes en casa.”

 

Slide1

 Muchos piensan que  Dios opera como si fuera “el genio de la lámpara de Aladino”, concediéndoles sus deseos y caprichos. Estas personas se atoran en su frustración por no “ver” lo que “esperan” en el momento que ellos así lo demandan tener. Nada más alejado de la realidad divina que esto. DIOS ES DIOS y está interesado en que hoy le conozcas para llevarte a comprobar Su propósito, aún en medio de la ruina y el caos financiero.

 

12023129_sChécate lo que esta mujer respondió: “Tu sierva no tiene ninguna cosa en la casa, sino una vasija de aceite.”  No hay reproches en sus palabras, ni gritos desgarradores, ni escenas de crisis nerviosas para tratar de conmover al profeta.  ¿Qué es lo que sostiene a esta mujer DE UNA PIEZA en medio de semejante presión? FE = EL PODER DE DIOS PARA CREERLE.  La viuda RECIBIO lo que Dios le estaba hablando a través de Eliseo y su perspectiva cambia; ella despierta al hecho de ver el potencial en su último recurso material disponible.   La viuda no estaba procesando su respuesta desde su lógica humana diciendo ¡NO TENGO NADA!;  ella estaba procesando su contestación desde el poder que la FE produce en su interior.

 

Creerle a Dios implica aceptar VERME como Él me ve.  Reconocerme desprovisto(a), desamparado(a) y en el desconsuelo total es aceptarme víctima de las circunstancias.

Y es que el problema más grande que atravieso cuando estoy en medio de dificultades económicas no es el monto de la deuda, ni la presión de los acreedores, ni las carencias que puedo estar enfrentando, sino el engaño de aquello que YO HE ACEPTADO ACERCA DE MI MISMO(A) EN MI CORAZON.

 

Las limitaciones solo existen en nuestra mente y es ahí donde precisamente Dios quiere destruirlas por Su Verdad. (Prov. 23:7)  Puedes llorar todo lo que quieras, quejarte, lamentar lo que debiste, pudiste y quisiste haber hecho, pero ninguna de estas cosas va a llevarte a comprobar lo que Él te dice.     FE no es producto de tus esfuerzos humanos; de tal forma que no es necesario que te esmeres por creer;  solo necesitas disponerte a RECIBIR SU VERDAD.

 

DIOS COMO INVERSIONISTA, UN BENDECIDOR.

aceite de la viudaLo que siguió para la viuda fue algo absolutamente divino. El profeta Eliseo le dio indicaciones de pedir prestadas vasijas con todos sus vecinos, meterse en un cuarto con sus dos hijos y comenzar a llenar todas las vasijas con el aceite de la única vasija que le quedaba.   ¡El aceite no cesó  hasta que no habían más vasijas para llenar!    Con este paso, Dios estaba poniendo una empresa en las manos de esta mujer,  quien por la venta de este aceite no solo cubriría todas sus deudas sino que tendría lo suficiente para su sustento junto con sus hijos. ( 2a Reyes 4:1-6 )

 Consideremos lo que Dios quiere hacer contigo ahora:

1o.  La empresa de venta de aceite comenzó con la disposición de una mujer para OIR a Dios.  En el Antiguo Testamento, la gente que necesitaba escuchar a Dios, solo podía hacerlo a través de los profetas;   para ti y para mí lo que está disponible ahora como hijos suyos, es el acceso directo para poder escuchar a Papá en nuestros corazones. (Heb. 10:19-23)

 

2o. La mujer escuchó a Dios y como resultado se produjo en su corazón el PODER para CREERLE.  Las palabras que Dios te habla son para que las RECIBAS Y SEAS LLEVADO A COMPROBARLAS. No te conformes con mirar sus promesas detrás de un aparador.  Esta acción de “recibir” es tan sencilla como lo es para un niño extender sus brazos para recibir los regalos en su fiesta de cumpleaños.  Deja de esforzarte por creer en Dios, y elige comenzar a CREERLE recibiendo Su Verdad. (Mt 18:3)

 

3o. Esta decisión de recibir la Verdad de Dios te lleva a un estado de REPOSO. Por esto la viuda podía estar de una pieza durante todo el proceso.  La bancarrota financiera no hizo mella en el corazón de la viuda; fue la Verdad de Dios en su interior la que le dio vida transformándole en FUENTE de bendición para muchos.  Por más que lo intentes, tú no podrás lograr esto por ti mismo; tu Papá en ti SI puede, y anhela hacer de ti un bendecidor como Él lo ES.   (Jn 7:38)

 

4o. Si Dios pudo hacer de una mujer en estas circunstancias toda una empresaria, Él puede hacer lo mismo contigo.  Muchísimos negocios prósperos, inventos revolucionarios e ideas innovadoras que conocemos en la actualidad surgieron precisamente en medio de crisis mayúsculas que finalmente fueron la oportunidad para despertar a la realidad del poder creativo de Dios que opera cuando elegimos participar con Él.  El “último recurso disponible” es todo lo que necesitas ser llevado a VER para dar el primer paso. (Mt 14:13-21)

 

ATREVETE A COMPROBAR QUE

EL PODER CREATIVO DE DIOS EN TI NO TIENE LIMITES

 

 VIDEOS QUE TE SERAN DE GRAN AYUDA:

Mi testimonio: ¿Cómo Dios me llevó a comprobar Su poder creativo en mis finanzas? 

Suscríbete a mi blog:

Suscríbete Aquí a Soy La Buena Semilla por correo electrónico

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

One Response to “El poder creativo de Dios en mis finanzas”
  1. mary delgado dice:

    Gracias Magno. Por inspirarnos a vivir las promesas de Dios en nuestras vidas.

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.