Soy La Buena Semilla

Mi decisión más oportuna

Recientemente encuentro que una de las actividades que me divierte y relaja mucho, es experimentar  con nuevas recetas de cocina. Nada complicado por supuesto, pero el solo hecho de probar nuevas especias y condimentos hace de esta actividad cotidiana algo novedoso, además de darle gusto a mi familia. Leyendo sobre las propiedades de las hierbas de olor  surgió la idea de sembrarlas en casa para tenerlas a mano, recién cortadas a la hora de cocinar.  Hasta ahora no he sido una persona que sepa sobre el cuidado de las plantas;  muchos me decían que es algo muy fácil, así que decidí incursionar en esta aventura.

 

10501610_10203293086960416_7225035024458199796_n10483147_10203455821348674_7708846495099702778_n

 

 

 

 

 

 

Comencé comprando una pequeña planta de cilantro y de albahaca para transplantar en una maceta. A  pesar de los cuidados – que según yo debería tener -, ninguna de ellas ha sobrevivido más de 2 meses.  Luego conseguí una pequeña planta de romero. Este parecía que estaba creciendo feliz adaptándose al nuevo ambiente.  Pasaron unas cuantas semanas cuando este también comenzó a entristecer gradualmente. :( No iba a darme por vencida, así que el siguiente intento sería realizar  el proceso de siembra,  esta vez  usando SEMILLAS.

 

Conseguí las semillas de albahaca y utilizando tierra especial para este propósito, seguimos los pasos recomendados para hacerlo correctamente.   Regaba la tierra en la maceta con regularidad aún cuando no veía señales de vida.  Una semana más tarde,  me encontré con la sorpresa de que se asomaban los primeros brotes de albahaca.

 

photo

 

 

Fue muy  interesante lo que me encontré esa mañana, ya que junto a la los primeros retoños de albahaca yacía la maceta con el romero marchito. Me quedé contemplando por unos instantes ese drástico contraste. Esta escena me recordaba la conversación que sostuve una noche anterior  con un grupo de amigas sobre  la NATURALEZA HUMANA (que heredamos de Adán)  y la NATURALEZA DIVINA (que nos ha sido dada por medio de Cristo).   Más que una ilustración de jardinería, esto era para mí un claro ejemplo de esa diferencia entre nuestra existencia en VIDA ó en MUERTE.

La existencia en muerte: Aquella naturaleza en  la que operamos cuando escogemos vernos como “seres humanos”, limitados y mortales; desamparados, desprovistos y victimizados por las circunstancias.  (Ver el romero marchito)

La existencia en vida:   La naturaleza de Dios de la cual nos hace participantes como  hijos(as) suyos(as);   el nuevo nacimiento, la nueva criatura (creación) que desarrolla hasta ser hecho como Jesús es.   (Ver la albahaca naciente)

 

Mucho tiempo escuché que las dos decisiones más importantes en la vida son el recibir  a Jesús en tu corazón y la elección de la persona con la que te unes en matrimonio. Sin embargo, puedo ver cómo Dios tiene una perspectiva mucho más amplia al respecto. La Vida Eterna es algo que se recibe ETERNAMENTE.  Al igual que esa plantita, necesita PERMANECER recibiendo los nutrientes y humedad de la tierra, yo necesito elegir recibir lo que Dios es y me ofrece.  ¿Cuándo es el momento oportuno para esto?

 

AHORITA, Y AL RATO, Y DENTRO DE DOS HORAS, Y EN LA NOCHE,

Y AL AMANECER, Y A MEDIO DIA,

 CADA MOMENTO ES LA OCASION

para  verme recibiendo y operando

en la naturaleza de Dios.

NADIE PUEDE TOMAR ESTA INICIATIVA POR MI.

 

 En el momento que yo elijo hacer las cosas “por mi cuenta”,  desconectado de la vida divina, estoy decidiendo operar humanamente. Por el contrario, cuando escojo recibir gracia y aceptar Su vida misma operando en mi ser, estoy dándole oportunidad a mi Padre de comprobarme que soy Su hijo(a).

 

ESTO ES LO QUE EL HA DISPUESTO PARA MI EN ESE MOMENTO DECISIVO:

“Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad me han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que me llamó por su gloria y excelencia,

por medio de las cuales me ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas yo llegue a ser participante de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

2a. Pedro 1:3-4

 

10606350_10152333342301006_7239332122852354685_n

¡Mi decisión más oportuna es la de creerle a mi Padre eternamente!

Ahorita,  al rato,  más tarde, mañana, en dos días, etc….

 

 ¿Tú qué vas a hacer?

 

photo (1)

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.