Soy La Buena Semilla

No te preocupes hoy….. mejor mañana

Ayer por la tarde nos fuimos mi marido y yo a pasar la tarde a la playa cercana del pueblito donde vivimos. Después de varios días lluviosos no podíamos desaprovechar la oportunidad, teníamos el clima perfecto para disfrutar del sol en estos últimos días del verano.  En mi mente habían algunos asuntos que me han traído dando vueltas recientemente y tuvimos tiempo de conversar un poco al respecto mientras conducíamos por la carretera.

 

Cuando llegamos, notamos que la marea estaba alta, así que pusimos nuestras sillas bien cerca de la orilla.  No hay nada que yo disfrute  más que ver este espectáculo de la inmensidad del océano frente a mí y escuchar el sonido de las olas. Todas las preocupaciones se hacen pequeñas cuando medito en el amor y la grandeza de Aquel que creó lo que contemplan mis ojos.   No ha sido novedad para mí ver la cantidad de aves que merodean la playa, sin embargo en esta ocasión hubo un detalle en particular que llamó mi atención.

 

A unos cuantos metros de nosotros, había una especie de gaviota pequeñísima que parecía jugar con el rompimiento de la ola en la orilla.  Mi marido dice que esos pajaritos han estado antes ahí,  pero la tarde de ayer fueron el espectáculo que estuve observando riéndome de la forma en la que estos pajaritos actúan pues parecía que están jugando  y chapoteando como los niños. Caminan a gran velocidad y tienen una técnica asombrosa para no dejarse tocar por la ola, mientras que picotean sobre la arena humedecida. Chequen aquí el video que grabé con mi teléfono:

(Haz click aquí si no se puede ver el video que inserté: )

 

¿Qué estaban haciendo estos simpáticos pajaritos? Descubrí que en esa intensa diversión están en búsqueda del alimento que saben bien está dispuesto para ellos en ese preciso lugar.  No titubean, ni se preocupan, solo se ocupan de ubicarse en el sitio indicado para recibir su dotación de moluscos e invertebrados marinos que llegan arrastrados por el mar hasta la orilla.   ¡Qué maravilla! Estas aves no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, sin embargo mi Padre Celestial les da de comer.  Ellas saben que el HOY está asegurado y en esa confianza buscan su provisión.  Ver este escenario hacía retumbar estas palabras eternas  en mi interior:

 

“NO TE PREOCUPES POR EL DIA MAÑANA,

PORQUE MAÑANA HABRA TIEMPO DE PREOCUPARSE.

CADA DIA TIENE BASTANTE CON SUS PROPIOS PROBLEMAS.”

(MATEO 6:34)

 

Conforme voy comprendiendo Su Verdad soy llevada a comprobar

que DIOS  “no cuida de mí”;

¡EL ES EL RESPONSABLE DE MI VIDA!  

 

Esto rebasa cualquier preocupación y puedo descansar en la realidad divina en la que mi Padre me lleva a vivir  estas circunstancias CON EL Y EN EL. ¡Gracias Padre por lo que fielmente está provisto para mi vida ahora!

 

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.