Soy La Buena Semilla

Dando gracias en todo

 

Dando gracias

Son tantas las razones que tengo para estar agradecida, que no hay lugar para distraerme con las presiones y el estrés que procuran causarme las presentes circunstancias.   No me mal entiendas;  tengo al igual que tú, tantos motivos para lamentarme o para sentir lástima por mí misma, sin embargo, he decidido descansar en mi Padre y dejarme guiar por Él….. ¡UN DIA A LA VEZ!   Las condiciones de mi salud, entre otras más  que mi esposo y yo estamos  enfrentando juntos, siguen siendo “inciertas” pero sabemos en quien hemos creído y  conocemos a Aquél que es Responsable de nuestro bienestar.

¿Qué es lo que me ha sostenido? La Verdad de Dios que Él mismo habla a mi corazón. El lunes pasado no me sentía muy bien físicamente y estaba haciendo llamadas al hospital local para proceder con algunos estudios que necesitan realizarme.  Tenía idea de que esto sería algo rápido y simple, sin embargo,  lo que me encontré fue con una serie de obstáculos frente a los que me sentí rebasada.  Cuando colgué el teléfono, le expliqué a mi esposo lo que me dijeron; él se mantenía de una pieza y procuraba confortarme.  Yo estaba frustrada viendo estos eventos desde una perspectiva diminuta y limitada.   Seguí trabajando en mis labores del día mientras conversaba con mi Padre sobre lo que habían dicho la gente del hospital .   De repente, vino a mi corazón esta Escritura:

El día que clamé,me respondiste; me fortaleciste con vigor en mi alma” (Salmos 138:3)

 

Estas palabras eran exactamente lo que necesitaba escuchar.  ¡Su respuesta estaba en camino desde el mismo día en que yo se lo pedí, aún cuando yo no lo veo aún realizado!  Esa Escritura NO dice que Dios le dio lo que el salmista “quería”, pero dice que Él acudió oportunamente en contestación a quien se dispuso a recibir Su provisión.  Este Salmo lo había leído muchas veces,  lo memoricé alguna vez y hasta lo había cantado, pero fue hasta este día en que estas palabras cobraron VIDA para mí.  Este verso se convirtió en un bálsamo, una medicina, y una fuente para dar gracias toda esta semana.  Ahora comprendía que Dios mismo me estaba invitando a que le dejara darme SU FUERZA, su vigor y valentía para moverme del punto A (la enfermedad) al punto B (la sanidad total).  ¡Qué alivio darme cuenta que Él no está esperando a que yo  me levante y tenga las fuerzas para permanecer en lo que Él ha prometido,  pues este es SU COMPROMISO CONMIGO!

Desde que le escuché hablar NADA ha cambiado a mi alrededor: Lo que dice el hospital, el médico, los síntomas, etc sigue siendo exactamente lo mismo, pero recibir las palabras de mi Padre cambiaron mi corazón, mi perspectiva y mi expectativa.   Ahora estoy dando GRACIAS por la respuesta  y viéndome en Su provisión absoluta. Estoy disfrutando del vigor que Él me ministra a mi espíritu  y que es manifestado en mi alma y a todo mi ser.

 

¿Sabes que tú también puedes comprobar esta misma fortaleza en la que estoy deleitándome con mi Papá?

 

Otros artículos y videos relacionados con el tema:

¿Espíritu de cobardía o de poder, amor y dominio propio?

¿Por qué me amas tanto? 

Una invitación muy especial

 

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

One Response to “Dando gracias en todo”
  1. Liza Tinetti dice:

    Gloria a Papá porque EL te fortalece en lo mas intimo de tu ser. Intercediendo y creyendo contigo en la sanidad total que Jesus establecio para ti. Te quiero!

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.