Soy La Buena Semilla

¿Cómo está sirviéndome mi Padre en tiempos difíciles?

 

14739714_s

“Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores”. Salmos 23:5

He elegido vivir cada momento de este tiempo de enfermedad NO estando cerca de Dios,  siendo UNO con mi Padre y como resultado de esta decisión, he podido comprobar el grado de responsabilidad que Él tiene conmigo.  Permíteme contarte cómo estos días ha sido particularmente evidente el cuidado de Dios en los eventos que estoy enfrentando, mismo que está dispuesto a manifestar para ti,  si tan solo tú te dejas servir por Él.

 

Después de varias semanas de encontrar tantas inconsistencias con el médico que me atiende, decidimos consultar una segunda opinión con un doctor en Houston. Ahí descubrí de lo que estaba siendo librada:   El primer doctor no solo me dio la dosis incorrecta de medicamento, me causó pasar por mucho dolor tratando de hacerme una biopsia que finalmente no pudo realizar,  me dio como única alternativa para diagnóstico un estudio costosísimo que no era necesario, y  me quiso asustar con ideas erradas sobre mi estado en caso de persistir con los síntomas.   Me preguntaba si debía sentir rabia o gratitud, y elegí ver lo que  Dios ve, y sentir lo que Él siente. Estuve en manos de un “doctor” que buscaba hacer negocio redondo, pero la intervención tan a tiempo de mi Papá me llevó a encontrar respuestas en otra clínica, evitándome caer en sus patrañas.

 

Lo que se veía tan oscuro e incierto en cuanto a mi estado de salud, ha ido siendo aclarado paso a paso durante estas semanas, conforme le he permitido a Dios servirme. Sí, leíste bien: “DIOS QUIERE SERVIRTE”. ¿Pero no se trata entonces de que yo le sirva a Dios?  Mira lo que ha sucedido conmigo: Cuando físicamente me he sentido adolorida y debilitada,  Él me ha cercado y rodeado con sus brazos; cuando he estado emocionalmente susceptible  ha provisto la fuerza para reubicarme y la gracia para permanecer creyéndole: cuando me he visto amenazada y la incertidumbre parece resurgir, Él ha venido a amarme y he podido sentir su mano puesta sobre mí.   Estando en enfermedad, Dios no está interesado en que yo me esfuerce por servirle, sino más bien en que yo me deje servir por Él.

 

538997_10150628086351246_1819602121_n

Si mis queridos amigos, lo que he estado viviendo es paradójico en la lógica humana, pero es naturalmente divino en mi identidad de hija. En medio de la crisis donde debiera imperar la desesperación, el temor y  la ansiedad, Dios me está comprobando Su Verdad.   No tengo palabras para expresar la forma en la que mi Padre ha estado sirviéndome a través de mi esposo; mi marido ha sido una fuente del amor y paciencia, y con sus cuidados he estado siendo afirmada y establecida en lo que Él me ha prometido.  Con mis hijas, Dios me ha estado recordando oportunamente que no va a soltarme ni a dejar a medias la obra que ha iniciado en mí.  Ellas me escuchan y se ocupan de que yo esté bien.  Con mis familiares y amigos, he estado bajo una lluvia permanente de oración, de tantas atenciones y mensajes inundados de fe a través de los cuales he podido escuchar a mi Padre y palparle tal cual es cuando más lo necesito.

 

¡Gracias a cada uno por prestarse a SER BENDICION para mí!

 

 

Esta semana continuaremos adelante con lo que el médico (que consultamos con la segunda opinión) nos está indicando hacer, en la confianza de que veremos restablecida mi salud completamente.  Mi corazón rebosa de paz y de gozo  – por encima de lo que dicta mi cuerpo -.

 

7191936_s

Lo que comparto contigo en esta nota es con el propósito de animarte a que le permitas a Dios hacer lo mismo que hace conmigo y le dejes a Él servirte.  Independientemente de la situación que estés atravesando, conoce que NO tienes que vivir víctima de tus circunstancias…….¡Dios anhela que le dejes manifestarte la clase de Padre que ES y la identidad de hijo que en Jesús está provista y disponible para ti!

 

 

Videos y artículos relacionados con el tema:

Comprobando el mensaje

Dando gracias en todo

Una invitación muy especial 

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.