Soy La Buena Semilla

Aprendiendo a descansar

22061837_s

Me gusta comenzar el día sentándome a disfrutar de la mañana en el patio de mi casa.  Me entretengo viendo a las ardillas correr y escuchando el canto de los pájaros que me recuerdan que Dios tiene cuidado de mí, en todo tiempo.  Entre charlas con mi Padre, disfruto de estos momentos tan refrescantes.   No existen protocolos ni rituales en mi plática con Él;  sé que puedo  expresarle y abrirle lo más profundo de mí y  recibir de Él lo que quiere hablarme  – ¡durante todo el día! -. A veces con el solo hecho de estar ahí en silencio, puedo sentirme abrazada y amada por mi Papito.  Recuerdo una de esas mañanas en la que me sentía preocupada,  que sucedió algo bellamente inesperado. Me llamó la atención una hermosa ave que llegó volando y se posó en el árbol que tenía frente a mí. Se trataba de un búho de un tamaño que nunca antes había visto – a no ser dentro de un zoológico -.  Quizá había estado activo durante toda la noche y  había llegado el momento de un merecido  descanso – justo en mi patio a la hora que yo estaba ahí-. Como por veinte minutos, esta ave estuvo quietecita  sin hacer otra cosa mas que  reposar sobre la rama.  Así que ahí estaba yo maravillada observándole.

Me acerqué para tomarle unas fotos y ni eso inquietó al búho.  Regresé a mi asiento y comencé  buscar en mi Biblia  lo que Dios dice sobre estas aves y  lo que encontré fue como bálsamo a mi corazón:

  “……allí también reposarán las aves nocturnas y

encontrarán un lugar de descanso.

Allí el búho anidará y pondrá sus huevos;

bajo sus alas incubará y cuidará a sus crías”. (Isaías 34:14, 15 NVI)

 

Foto actual del búho en mi patio

Foto actual del búho en mi patio

Esta preciosa ave vino a recordarme el descanso que los brazos de mi Papá hay disponible para mí. ¡Qué detalle de Dios conmigo y qué manera de hacerme comunicar lo que yo tanto estaba necesitando esa mañana!  Esto es lo que le escuchaba decir en mi corazón: “¿Ves como reposa ese búho y encuentra su lugar de descanso? Así te quiero reposando EN MI.”

Como hija de Dios, no existe necesidad alguna en mi vida que pase desapercibida por mi Padre y no hay cosa que Él quiera darme que yo no esté dispuesta a recibir de Él.

 

Esa mañana no solo le oí, elegí entrar en Su descanso y permitir que mi vida continúe siendo establecida en su reposo permanentemente. Además, Dios me hacía ver que cuando el búho encuentra un lugar seguro es cuando éste  puede entrar en su período más productivo: Se pone a anidar, poner sus huevos, incubar y cuidar de sus crías.  ¿Cómo realiza todo esto? ¡En descanso! Pareciera una contradicción pero no lo es. En nuestra mente, descansar es NO HACER NADA; en la mente de Dios es HACER EN EL Y CON EL.  De tal forma, que queda clarísimo que Dios no está invitándonos a la improductividad, decidia o mediocridad; Su provisión está dada para que en un estado de paz interior y en unidad con Él puedas llevar a cabo cada una de tus actividades (cada pensamiento, cada conversación, cada decisión, etc)

Por otro lado,  hay tres cosas particulares de los búhos que me parecen excepcionales y me amplían lo que Dios quiere conmigo:

La primera, que tienen una capacidad para vivir en los lugares menos imaginables, en otras palabras, las condiciones del ambiente no determinan su existencia.  Dios quiere que yo le permita establecerme en Su reposo independientemente de las circunstancias de mi entorno.

La segunda,  poseen una visión nocturna y tienen un sentido auditivo desarrolladísimo que les permite ser magníficos cazadores.  Esto es, que tienen una capacidad visual y operativa donde para muchos otros animales solo hay oscuridad moviéndose estratégicamente para obtener su alimento para sí mismos y para sus crías.  Dios quiere que yo disfrute permanentemente de Su descanso viendo como Él ve, con  los ojos de la FE .

Y por último, el búho no es un ave de rapiña; es decir, no come basura de animales muertos, antes es selectivo comiendo aquello que él mismo caza y asegurándose que sus presas estén vivas.   ¡Estas aves no se tragan cualquier cosa!  Dios anhela que acepte VIDA como la única fuente de mi existencia siendo así cimentado en el descanso que Él me provee. 

 

Después de haber visto al búho despedirse extendiendo sus enormes alas para volar, yo todavía medito en el bello mensaje que me dejó aquél día…….. ¡Sigo adelante comprobando que puedo vivir Su Vida y permitiéndole a Dios hacer Sus obras conmigo en perfecto DESCANSO!

 

Checa estos videos y artículos relacionados con este tema:

Viviendo en el reposo de Dios

Surfeando en la fidelidad de mi Papá

Paz 24/7

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

2 Responses to “Aprendiendo a descansar”
  1. Manuela dice:

    Mientras leía tu experiencia con Dios a través del búho, se me han puesto los pelos de punta. Dios me está enseñando sobre su reposo y sobre descansar en Él, y es revelación de Dios que entendamos este reposo, porque es difícil de entender si en vez de conectarnos con él, vivimos conectamos con el mundo,. Supongo que estamos entrando en ese tiempo de reposo que Él ya tenía preparado de antemano. Por mucho tiempo le pedí entrar en ese bendito reposo, y ahora , a su tiempo, estoy empezando a disfrutarlo. Él también me ha hablado, estando yo descansando en mi cama sin preocuparme por nada de lo que me esperaba en el día, Él me dijo: – Ves, ahora estás verdaderamente descansando, y, ¿ Te pido yo algo?, puedes descansar y disfrutar de tu reposo, yo lo proveo para ti-. Bendito, nuestro Dios, que nos da lo que no merecemos en su justo momento. Gracia, Señor.

    • Magnolia Beristain dice:

      Hola Manue, gracias por tomarte el tiempo de escribirme aquí. Aún cuando no nos conocemos es maravilloso sabernos hijas del mismo Papá comunicándonos Su Verdad. Nuestros escenarios pueden ser tan distintos, sin embargo gozamos del cuidado y compromiso de nuestro Padre llevándonos a comprender el reposo que ha provisto para nosotras en Jesús.

      Dios anhela que estemos conectadas con Él y aún más: Que seamos UNO. Es ahí donde disifrutamos de comunión plena y podemos conocerle tal cual Él es, no por que alguien nos dijo, sino porque le comprobamos siendo participantes de Su naturaleza. Te animo a que continues permitiéndole a tu Papá no solo darte probaditas de este reposo, sino el que te lleve a establecerte permanentemente dentro de Él…. ¡ahí es donde yo me encuentro ahora¡ :)

      Tu testimonio es de bendición para mí y al compartirlo aquí, sé que también lo será para muchos. Recibe un abrazo Manue y muchas bendiciones. Te invito a que sigas visitando este espacio.

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.