Soy La Buena Semilla

Mi Ayuda Segura

¿Quién puede sustentarte cuando recibes malas noticias? ¿Cómo puedes permanecer de una pieza cuando enfrentas eventos inesperados?

 

Hace un par de semanas atrás, recibí una llamada telefónica de mi hija que estudia en la Universidad (en una ciudad que se encuentra a dos horas de casa).  Era medio día y había hablado con ella unos minutos antes, ¿qué podía estar mal?  “¡Mamá, acabo de tener un accidente!” – me decía sollozando.  Al escuchar su voz a través de la línea telefónica, me recorrió un calor súbito de pies a cabeza.  Esos segundos en los que la mente no puede imaginar lo que sucede, fueron instantes en los que pude comprobar lo que días atrás Papá había hablado a mi corazón.

“YO SOY tu amparo y tu fortaleza, tu ayuda segura en momentos de angustia”

( Paráfrasis Salmos 46:1 NVI)

 

La grúa levantando el vehículo chocadoDías previos a este suceso, el Salmo 46 estaba anclado en mi corazón como un mensaje directamente de Papá para mí. No entendía lo que sucedía, pero Dios estaba afirmándome en Su Verdad para lo que se avecinaba.  ¡Qué cuidados los de mi Padre conmigo!!!

Mi hija conducía su auto en una transitada autopista,  y mientras manejaba por una zona de construcción  cercana al área de la Universidad, se distrajo moviéndole al radio. Unos simples instantes bastaron para que ella se desorientara con el volante perdiendo el control de su vehículo, impactándose  varias veces contra el muro de contención construido a ambos lados del camino, terminando siendo lanzada fuera de la carretera cayendo dentro de un vado. (Ver foto de la derecha – imagen real tomada en el accidente)

Dios no me da fuerzas, ¡Él ES MI FORTALEZA! Y se hizo presente para mi esposo y para mí en esas circunstancias.  Muchos lo sabemos, lo hemos oído, pero hay  situaciones en las que lo COMPROBAMOS  y…….. ¡YA nadie nos lo cuenta! La intervención de Dios fue en vivo y a todo color. El carro estaba destrozado por el choque de lado y de frente. ¡Mi hija salió totalmente ilesa! Ni un solo rasguño ó moretón.

Mientras nosotros salíamos de casa hacia el lugar del accidente, íbamos en comunicación con la policía del lugar, con los paramédicos que la atendían y la gente de la compañía de seguros con quienes reportábamos lo sucedido. Mi esposo y yo estábamos como dentro de una nube, en la que a pesar de la incertidumbre de lo que en realidad estaba ocurriendo, sentíamos tranquilidad y conducíamos el vehículo con normalidad.  Amigos y familiares oraban por nosotros. Sin duda, Papá estaba en acción y nosotros le permitíamos a Él hacer Su trabajo permaneciendo en Su reposo.

Aún no llegábamos al sitio del accidente cuando la grúa había limpiado el lugar del impacto. Mi hija necesitaba moverse de ahí y  ella no podían quedarse sola a mitad de carretera; debía irse con el policía para esperarnos en la estación ó con una mujer que amablemente se había bajado para estar con mi hija, al presenciar el accidente.    ¡Cómo confiar en extraños!!  Después de hablar con la señora (un angel enviado por Dios), mi hija accedió a irse con ella.

Al encontrarnos con mi hija mas tarde en su dormitorio, solo pude corroborar cómo cuando yo a penas iba al sitio del accidente Dios mismo  YA estaba ahí y ¡venía de vuelta¡¡.  La mujer le contó a mi hija lo que vio en el accidente y cómo  inmediatamente se puso a orar. Fue entonces cuando le compartió:  “Dios me dijo que me bajara y que  estuviera contigo todo el tiempo”. ¡Dios mismo ya había enviado ayuda en mi lugar para estar con mi hija!!!!

Dios tenía rodeada a mi hija a través del policía, paramédicos y las personas que se bajaron para ayudarle.  Mi familia y yo hemos vivido  a través de esta situación, el abrazo literal de Dios en todos los sentidos.  ¡Esto es paradójicamente delicioso! ¿Cómo puede ser una experiencia tan “fea” una fuente de tanta gratitud y bendición?  La respuesta que oigo en mi corazón es: “TÚ ERES MI HIJA AMADA”.

La gente usualmente tiene muchos dolores de cabeza con la compañía de seguros  después de un accidente. No fue este mi caso. Dios también se hizo cargo de absolutamente todo en esto y nosotros no movimos ni un dedo.  El coche fue declarado pérdida total y en los días siguientes esperábamos la resolución de lo que podía ser un “problema financiero” con el vehículo. Finalmente es un coche 2006  y la forma en la que los autos se devalúan es impresionante.

Después de una semana del accidente, nos llamó el seguro para comunicarnos el siguiente paso.  Jamás me imaginé escuchar lo que ellos nos estaban diciendo.  La cantidad que pagarían por el coche se salía completamente de todas mis expectativas para BIEN; el cheque estaba listo para que lo recogiéramos a la voz de ya,  y así poder solucionar la reposición de un vehículo para mi hija.

Todavía estoy procesando el asombro por la capacidad de bendecir que tiene mi Papá. ¡Simplemente rebasa mi comprensión!  Él es desmedidamente bueno.  No te conformes con conocer a Dios como un Dios lejano, ni con la idea de que “sabes” que eres Su hijo. ¡Permite que Él te lo compruebe y en tu corazón sea sellada la evidencia de la genética que te ha sido dada en Cristo Jesús!!!

(ABAJO: Fotos reales del vehículo después del impacto)

 

 

537860_4909231661096_82184892_n

 

522029_4909232621120_1630468230_n

734762_4909230621070_379194652_n

539745_4909233141133_24615168_n

 

 

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

6 Responses to “Mi Ayuda Segura”
  1. Liz Tinetti dice:

    Nuestro Papa es bello!!!! Gloria sea a EL por siempre en nuestras vidas!! Les amamos Familia Beristain :)

  2. Lili dice:

    Gracias a Dios que siempre nos proteje contra todo mal, saludos a tu hija!!

  3. Maria josé dice:

    Definitivamente Papá Dios ha puesto la mano en tu hija, la protegió de todo!. bendiciones! para tí y tu familia.

  4. Estrella dice:

    Ya había leído esto antes pero me dio gusto que lo volviste a compartir. Recuerdo lo que dicen los salmos, que debemos recontar lo que nuestro Padre hace por nosotros. DIOS ES BUENO Y SIEMPRE ESTA CON NOSOTROS, EN LAS BUENAS Y EN LAS MALAS.

  5. Gloria Argelia Delgadillo Glz dice:

    Me quedo sorprendiada del Amor de nuestro Padre! Y se que como lo prometio estara con nosotros hasta el fin del mundo, podemos tropezar sin caer Bendito sea su nombre!!

  6. Lulu Reyes dice:

    Gracias por compartir este testimonio, en verdad ser hija de Dios nos hace sentir siempre su proteccion y amor, Bendito sea Dios por darnos estas manifestaciones de lo que podemos tener cuando lo seguimos. .saludos Magno, bendiciones!

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.