Soy La Buena Semilla

Organiza tu agenda con efectividad

¿Te interesa ser más organizado y eficaz en tus metas cada día? Es facil encontrarnos saturados de lo urgente dejando para después lo verdaderamente importante. Sin darnos cuenta, nos vemos absorbidos en mil actividades, cansados y sin haber logrado lo que perseguimos. En esta nota no voy a darte una varita mágica, ni una lección de administración, antes voy a compartir contigo un principio que si te dispones a aplicarlo, resultará en FRUTO para tu vida personal, familiar y laboral.

En una de mis épocas de mayor carga de trabajo y estrés, descubrí algo que cambió por completo mi manera de pensar. Dios me hizo entender en Su Palabra que Él tiene una agenda en la que gobierna el orden y la justicia. Encontré que Él no actúa de chiripa ni al azar sino gobernado por Sus propósitos divinos, y lo más maravillosos es que permanece eficazmente productivo sin padecer de estrés jamás. (1) Mirar esto me llevó inevitablemente a contemplar el enorme contraste entre mi agenda personal y la de Dios. Sí, había que reconocerlo; mi manera de operar, de organizarme y de agendar mis compromisos no se parecían en nada a lo que estaba viendo de Él.(2) Fue entonces que me atreví a dar el primer paso:

 

1o. Disposición para sincronizar tu agenda

Hacer que nuestra agenda coincida con la de Dios es un proceso posible que inicia con la disposición individual para aceptar que Él tiene la razón. Su estructura de orden y prioridades están claramente definidas en Su Palabra. ¿Qué fue lo que descubrí? Que el nombre que ocupa el número UNO en su lista, no es el universo, ni la creación, ni los problemas económicos del mundo; tampoco son las guerras, ni las actividades religiosas. Imagínate, el rescate más alto pagado alguna vez en la historia del mundo, es el que se dio para que tú tuvieras vida en Jesús. De tal forma, que la prioridad en la agenda de Dios ERES TÚ.(3)

En cuanto a mi distorsionada agenda encontré mi nombre ocupando el último lugar en mi lista de prioridades. Sin embargo, el Padre Celestial me hizo ver cómo funciona esto: “Primero ama a Dios con TODO; segundo, asegúrate de establecerte en el lugar que tú ocupas en la agenda del Padre, mírate a ti mismo con el amor con el que Él te ama, vive amado, permanece amado, entonces “como a ti mismo” vé y ama a tu prójimo.”(4)

 

¿Qué lugar de las prioridades de tu agenda está ocupando tu nombre?

 

2o. Identifica y elimina los distractores.

No me mal entiendas, el amor de Dios no es egoísta ni egocéntrico. No estoy diciendo que ahora todo gire en torno a tus caprichos y demandas ó que Su amor se convierta en licencia para actuar de manera carnal e inmadura. Se trata de respetar en tu agenda como prioridad el  reconocerte como amado de Dios y aún más, vivir allí de manera permanente; se trata de permitir que todas y cada una de tus actividades estén conectadas a la Fuente de Amor. (5) Cosas tan sencillas como comer saludable, tomar vitaminas, hacer ejercicio, etc, tienen entonces otra motivación: ¡Me cuido porque Dios me ama! y no por el simple hecho de “estar bien”. Actividades como leer Su Palabra u orar, no son un rito sino un espacio para recibir lo único que puede sustentarnos: ¡Su gran amor por nosotros! ¿Puedes ver la diferencia?

Cuando desperté a esta verdad, fue un tiempo de recibir corrección de tantas cosas que antes no veía y que estaban fuera de orden. Me di cuenta que tratar de servir a otros vacía de amor, es operar literalmente como un “metal que resuena ó un címbalo que retiñe”. (6) ¿Cómo puedo dar a los demás lo que yo no estoy recibiendo?

 

3.  Toma el toro por los cuernos y deja las excusas.

¡NO TENGO TIEMPO! es la expresión que muchos usamos cuando se trata poner algún orden en la agenda diaria.  Sin embargo, es preciso aterrizar la idea de que el tiempo es un recurso administrable; NO es algo que se dá, sino algo que tú mismo TE HACES. Mientras estemos justificando nuestra ausencia de orden y disfrazando nuestra falta de ejercicio de disciplina, estaremos limitando que nuestra agenda personal y la de Dios trabajen sincronizadamente.  Por eso Él nos dice: “¿Andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo?” (7) Pero nos insta a creer Su compromiso: “El que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto”. (8)

Seguir permitiendo que lo urgente nos arrastre es cosa de cobardes. Dejemos de buscar responsables en terceras personas y asumamos la autoridad que Dios nos ha dado como Sus hijos ejercitando el poder, amor y dominio propio que habita en nosotros de manera práctica. (9) ¡Hemos sido hechos co-herederos con Cristo!

 

¡Para Dios lo más importante del universo ERES TÚ!  No te conformes y ponle acción a tu fe. Es tiempo de organizar tu agenda interior y funcionar como colaboradores de Dios.  Si Él  ha estado transformándome así ¿no podrá hacerlo también en tu vida?

 

Notas de interés que puedes consultar:

Maximizando mi tiempo

El Poder de Su Amor

 

 

 

 

 

 

 

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

One Response to “Organiza tu agenda con efectividad”
  1. Liz Tinetti dice:

    EL PODER DE SU AMOR LO PUEDE TODO!!! no importa si eres la persona mas desorganizada, EL es quien hace la obra en ti, gracias a Dios por eso! Gloria a Dios tambien por esto que te enseno y por que un dia lo compartiste conmigo. Yo he podido comprobar que ES CIERTO!!! cuando uno recibe y vive en el Amor de Dios, no puedes quedartelo, TIENES que compartirlo, y EL es Fiel para dar ahi SU FRUTO.

    Gracias por explicar mas a fondo como es que yo soy prioridad para Dios 😉
    bendiciones Magno! :)

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.