Soy La Buena Semilla

Dios cuida de ti

“¡Qué felicidad que viene mi cuñado a visitarnos!” decía un mensaje de texto que recibí de mi hermana esta semana. El mensaje me desconcertó pues ninguno de nosotros ha hecho planes de viaje. Mi esposo estaba junto a mí y nos preguntábamos: “¿De qué habla mi hermana?” Ella había estado en el teléfono con un tipo que se hizo pasar por mi marido y le decía que planeaba llegar de sorpresa, que necesitaba que lo recogiera en el aeropuerto, que no le dijera a nadie. Estos individuos habían investigado todo sobre mi hermana y la llamaban por su nombre tratando de imitar la voz de mi esposo para que ella creyera su historia. ¿Qué pretendían estos hombres? No lo sé con exactitud, de lo que sí estoy segura es que no buscaban nada bueno, y que Dios mismo se encargó de confundir los planes de ellos. Justo en el instante en que la contactaban por segunda vez, entraba mi respuesta a en su celular: “No tengo idea de qué estás hablando”. Ella reaccionó de inmediato al darse cuenta de que todo era una farsa para hacernos daño y estos individuos le colgaron.

Me sentía confundida por lo sucedido, pero a la vez no dejaba de agradecer a Dios que pude ver el mensaje de mi hermana precisamente en el segundo en el que entró en mi teléfono. ¿Qué hubiera sucedido si hubiese tenido mi celular en mi bolsa? Ó ¿qué si el mensaje de texto no hubiese llegado como a veces sucede? Eso no es tan importante ahora como el que Dios guardó a mi hermana de caer en sus enredos. Dos días antes de que esto sucediera, una amiga me llamó para decirme que estaba orando por mi familia y que no podía dejar de pensar en ellos. Un día después, otra amiga me escribía diciéndome que me tenía particularmente en sus oraciones. ¡Hijos de Dios en intercesión antes y después de que todo esto aconteciera! ¡Gracias al Señor que pudimos comprobar en vivo y a todo color Su protección rodeándonos como un escudo, librándonos de todo mal!

La razón de compartir contigo este suceso de mi vida es, primero animarte a que en medio de toda la inseguridad y maldad que nos rodea en los tiempos que vivimos, le creas a Dios. Él dice que Su verdad es escudo y baluarte, pero ¿cómo hacer uso de estas herramientas que trabajan en tu defensa, si no las conoces ni las haces tuyas? Cada día estamos siendo bombardeados con tantas malas noticias a través de los medios que somos literalmente empujados a aceptar el temor como nuestro modo de vida. Pero ¿cómo responder a estas provocaciones? Me gusta la respuesta de Dios: “Esta es la victoria que ha vencido al mundo: Nuestra fe”. Es tiempo que definamos a quién escuchamos y a qué le damos PESO en nuestro corazón, es momento de tomar el paso de hacernos mucho más conscientes de la realidad de Dios en Su Palabra, de lo que dice que ha provisto para defendernos y guardarnos. En lugar de continuar magnificando los detalles de los hechos de maldad de aquellos que están dedicados al crimen, magnifiquemos a Dios creyéndole. Mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo.

En segundo lugar, quiero invitarte a que consideres con atención cuando Dios pone en tu corazón a alguna persona ó circunstancia para orar por ella. ¡No pases esto desapercibido! Posiblemente te preguntes ¿porqué estoy pensando tanto en esta situación? Entiende que el Espíritu Santo que está dentro de ti conoce las intenciones y necesidades que pueden estar atravesando esas personas y que Él está presente en tu corazón para ayudarte a orar como conviene. Al obedecer estarás permitiéndole intervenir directamente en el asunto a través de tu intercesión. ¡Gracias a Dios por mis amigas que se dispusieron y estuvieron orando por mi familia sin siquiera saber lo que ocurría!

Y por último, quiero pedirte que, tomando en cuenta lo sucedido en mi caso, te unas con tu familia en un plan para evitar que estos individuos sin escrúpulos intenten tomar ventaja sobre ustedes extorsionándoles de alguna manera. “Dios no nos ha dado espíritu de cobardía ni de temor, sino un espíritu de poder, amor y dominio propio”. Hablen con sus familiares que están lejos y con los que están cerca para establecer el acuerdo de NO actuar ni dar por hecho ningun tipo de noticia (buena o mala) sin confirmar antes con dos o tres personas más. Un gran porcentaje de las extorsiones telefónicas tienen éxito por responder impulsivamente a sus amenazas, tomar cartas en el asunto estando SOLOS ó actuar de manera precipitada sin consultar.

¿Sabes cuántos casos como el mío están ocurriendo por minuto en México? Demasiados para poderlos contar y algunos tristemente están terminando en verdaderas tragedias. Por lo anterior, te suplico que reenvíes esta nota a todas las personas que conozcas para alertarles y evitar así que otros sean presa de extorsión telefónica, el fraude y la muerte.

¿Tienes alguna historia que compartir donde hayas visto la protección de Dios para ti? Hagamos uso de este espacio para comentar sobre este tema y animar a otros a cobijarnos como hijos amados bajo la protección divina que el Padre nos ofrece. ¡El es nuestro Guardador!

Encontré este sitio con información interesante con respecto a este tipo de delito y cómo debemos actuar en esos casos.

Consejo para La Ley y los Derechos Humanos, A.C

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

3 Responses to “Dios cuida de ti”
  1. Pepe O dice:

    Muchas gracias por compartir la experiencia, estoy seguro que a alguien le va a ser útil

    • ROSY TELLO dice:

      te agradezco infinitamente mantenernos al tanto, claro que se que Dios nos guarda, creo su palabra, pero no esta demas la informacion. otra vez mil gracias estamos en contacto

      • Magnolia Beristain dice:

        Gracias a ustedes por visitar este espacio. Que este mensaje sirva para recordarnos la fidelidad de Dios para cuidar de sus hijos y evitar que otros caigan en las redes de quienes se dedican a la estafa. Bendiciones

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.