Soy La Buena Semilla

La Mujer Superlativa (V) : Aplicando sabiduría

Proverbios 31:10 -30

Si alguna vez te has sentido entre la espada y la pared, si piensas que las posibilidades para resolver tu situación se agotan o te parece que por mas que te esfuerzas no estás llegando a ningún lado…. ¡Bienvenido abordo! En esta nota vamos a descubrir como no todo está perdido porque Dios ha provisto un recurso infalible para nosotros a fin de que entendamos el camino que debemos seguir y Su propósito sea cumplido en nuestras vidas.   A través de todo el libro de Proverbios, Dios establece que es con  sabiduría que podemos disponer de todo lo que nos ha dado,  poseer la perspectiva que el Padre tiene de las cosas,  ser habilitaos en el manejo de sus recursos y ser  apoderados en la implementación de sus estrategias para que tengamos éxito (Ef. 1:17-19).  ¿No te parece maravilloso? Como hijos suyos, contamos con esta provisión para ser equipados y fortalecidos aún en medio de ese “camino cerrado” en el que muchas veces nos vemos atrapados.

42-15545691

Es tal la fuente de poder que la sabiduría representa, que Dios dice que ésta es mejor que las armas de guerra; que es el antídoto contra la insensatez que sobrepasa la necedad como la luz a las tinieblas. Dice también que hace fuerte al sabio más que diez gobernantes dentro de una ciudad y es el seguro que preserva la vida de quien la posee. Ahora, para hacer de la aplicación de sabiduría algo tangible para nosotros, Dios concluye en el capítulo 31 de Proverbios, personificando a la mujer virtuosa y mostrándonos por medio de ella, los resultados que se producen en todas las áreas de su vida:  Desarrollo personal, bienestar en su familia, prosperidad en sus negocios e inversiones, bendición en su impacto social a la comunidad, excelencia en su administración, gracia y armonía en su relación con los demás, prudencia en sus pláticas y consejos, superación en el ejercicio de sus talentos…… y mucho más. Frente a una mujer con tantas cualidades pudiéramos pensar que en su vida todo es “color de rosa”, sin embargo la Escritura señala que “ella se ciñe de fuerza y fortalece sus brazos”, pues al enfrentar tiempos de crisis, responde aplicando sabiduría para así procesar sus desafíos, sobrepasar los conflictos y transformar cada dificultad en una oportunidad para su beneficio (Prov. 14:1). ¿Suena bien no lo crees?  Pero lo mejor es que esta  oferta de Dios va mas allá de causar en ti admiración por lo que  la mujer virtuosa puede realizar, Él quiere que compruebes personalmente que es posible aplicar sabiduría en tu diario vivir y que veas así a la mujer superlativa manifestándose en tu ser.

Para esto, Dios nos enseña Su verdad diciendo: El principio de la sabiduría es la reverencia al Señor (Prov. 1:7). Cuando tú escoges respetar a Dios en tu corazón, se activa el principio de la sabiduría en tu vida; tú eres Su hija y cuando eliges honrar a tu Padre primero que nada, antes de nadie, por encima de cualquier excusa y a través de la circunstancia que sea , estás apretando el botón de “encendido” de la sabiduría para que esta opere en tu vida. ¡La perspectiva que tienes ti misma y de las circunstancias estará siendo transformada para ver como Dios ve! Este principio es legítimo, pero su activación está sujeta a tus decisiones, porque Él te ama y respeta profundamente. Aquellos que te rodean podrán opinar, aconsejar o criticar sobre lo que consideran que tú necesitas hacer, pero la realidad es que ¡solo tú determinas si prender ó apagar el principio de la sabiduría en tu vida!  Es ahí, en lo más profundo de tu corazón, donde  nadie te ve,  donde piensas que nadie te escucha,  en tus pensamientos,  en tus sentimientos,  en tus planes,  en  tus intereses,  en tus ideas y  proyectos,  en la  motivación por la que haces las cosas,   donde estás continuamente escogiendo honrar a Dios y respetarle  ó darle rienda suelta a tus propios métodos.

Ahora detengámonos unos instantes para entender de qué se trata esa reverencia y honra a Dios. En la Escritura encontramos a Rut, una mujer que nos muestra un ejemplo claro de esto. Después de años de matrimonio, de repente queda viuda justamente en una época de hambre y sequía en la ciudad donde vivían. A la situación del desamparo de  su marido, se suma el que haber quedado sin hijos, sin dinero, ni bienes que reclamar.  Las circunstancias parecían ponerle una encrucijada: Seguir adelante con su suegra Noemí hacia Belén ó volverse a casa de sus padres  en Moab. Lo siguiente que vemos en Rut, es una mujer consciente de que Dios está presente, aún en esos momentos de terrible oscuridad. Ella decide honrarle en su corazón al determinar NO volverse atrás, no regresar a sus ídolos, ni retornar a la antigua vida que tuvo como moabita; antes ella escoge ser pueblo de Dios. La resolución de Rut es inmovible y nadie puede persuadirla, ni siquiera la misma Noemí. (Rut 1:16-18). ¡El principio de la sabiduría se ha activado! La perspectiva de esta mujer no es la de una víctima de la desgracia, sino la de una mujer superlativa. Tanto Rut como Noemí enfrentaron nuevos retos al llegar a Belén, pero a cada paso,  ellas fueron guiadas por Dios con su sabiduría. El fruto de la vida de Rut era de tal forma  evidente,  que era reconocida como “mujer virtuosa”  entoda la ciudad. Su corazón permaneció fiel honrando a Dios y finalmente fue recompensada.   No solo contrajo nuevas nupcias con  un  pariente de Noemí con la bendición de toda su familia, sino también heredó las riquezas  que pertenecían a su difunto marido. Además  Dios le concedió el honor de ser madre de un hijo, linaje del cual luego nacería el salmista  David.   ¡Su lamento fue cambiado en baile y su aflicción en sumo gozo!  Todo como resultado  de la decisión valiente de una mujer  que activó el principio de la sabiduría en su vida.

Mi pregunta para ti en este punto es:  ¿Qué clase de pensamientos y sentimientos estás consintiendo hoy en tu corazón?  ¿Cuál es tu perspectiva frente a las dificultades que hoy enfrentas? ¿Estás encendiendo el principio de la sabiduría en la situación en la que estás ahora? Yo me he descubierto a mí misma muchas veces pensando como víctima,  quejándome y lamentándome sobre mi condición en lugar de permanecer ubicacada en que soy HIJA  y como tal, heredera con Cristo.  En esos momentos sé que puedo correr a los brazos de mi Padre y despojarme de todo peso. Con confianza le expreso mis cargas y mis dolencias sabiendo que su trono, es un trono de gracia donde hallo para mí  oportuno socorro.  Descargo mi ser en Dios y anclo mi vida a la convicción de seguir honrándole, reverenciándole y amándole en todo tiempo.  ¡El principio de la sabiduría se activa y vez tras vez compruebo que su Palabra es verdad!

Gracias a Dios que contamos con la ayuda del Espíritu Santo en nuestra debilidad.  Dice la Escritura que Él da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios;  Su Espíritu está continuamente presentando evidencia en nuestro interior de nuestra identidad de hijos.  Y su promesa dice además que:  ¡El mismo Espíritu que levantó de los muertos a Jesús, también está en operación vivificando nuestros cuerpos mortales!  No lo dudes ni un momento.  El conocimiento y la inteligencia que estás necesitando vienen de Su boca; tu Padre Celestial está ansioso por verte  tomar la sabiduría que ha provisto para ti.   ¡Abre tu corazón y recíbela!

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

6 Responses to “La Mujer Superlativa (V) : Aplicando sabiduría”
  1. Geo dice:

    Magno,

    Tu sabes cuánto me encanta la historia de Rut! Gracias por recordármela. Dios es mi Padre y, como su hija, necesito de su sabiduría para operar como heredera y administradora de sus bienes. El campo es mío!

    • Magnolia Beristain dice:

      Si yo lo sé Geo!!!!!! Definitivamente necesitamos sabiduría para administrar la herencia que nos ha entregado. Administrar la herencia sin sabiduría es como querer organizar mis muebles en casa sin ley de gravedad!! ¿Te imaginas? Rut es un maravilloso ejemplo sin duda alguna. Pero ahora nosotros como mujeres virtuosas, (porque así nos ve y nos llama el Padre), nuestra responsabilidad está en aprender a vivir con este principio activado honrándole y respetándole ubicadas en que somos HIJAS. La parte difícil la hizo Dios, ahora nos toca a ti y a mí en este día, permitir que Su sabiduría fluya por medio de nosotros. De esta forma Geo, la mujer superlativa que eres tomará posesión del campo que Dios ha dispuesto para ti.

  2. Liza Tinetti dice:

    Activada!! gracias por recordarnos de las ‘herramientas’ de las que disponemos para nuestro diario caminar con EL. Gloria a Dios!

  3. Rosy tello dice:

    Gracias Magno,por compartir lo que Dios pone en tu corazon.

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.