Soy La Buena Semilla

La Mujer Superlativa (I) : Mi Modelo de Identidad

Proverbios 31:10 – 30

Hay una mujer a la que admiro y quisiera presentarte a través de este blog. Ella es  todo un personaje, y como tal, se ha convertido en un modelo a seguir en mi vida. Antes de decirte su nombre, déjame contarte cómo fue que la conocí. Hace unos años atrás, yo era una mujer con tintes de perfeccionista bien marcados; me deshacía por tratar de que todo cuanto hacía fuera lo mejor que podía lograr. Mi idea no era mala, pero con esta perspectiva estaba siempre llena de actividades y según yo, con mis prioridades en orden, vivía un desgaste constante en una búsqueda por tratar de agradar a Dios. Las hijas, el marido, la casa, la escuela, el trabajo, el servicio en la iglesia, etc., todo debía estar dentro de los esquemas que yo tenía en mente. Aunque mis intenciones eran buenas, el modelo de mujer que yo concebía y estaba siguiendo, me dejaba sumamente agotada. Mi ritmo de vida podría compararlo mas bien al de la “mujer pulpo”. Ahora puedo ver atrás y reirme, pero en aquellos tiempos era dificil sobrellevar ese paso en mis propios esfuerzos tratando de lograr ser una mujer que honra a Dios.

Dentro de mí, me hice muchas veces la pregunta: “¿Porqué tratando de hacer el bien me siento tan desgastada?” La pregunta quedó sin respuesta hasta que un buen día, Dios en su amor y gracia, me dejó entender la razón de mi cansancio. Al regresar a casa después del corre-corre de siempre, me encontré con alguien que al saludarme con afecto dijo: “¡Ya llegó la mujer maravilla!”. Esas palabras fueron como si una cubetada de agua fríia me cayera encima; la frase resonaba en mis oídos sacudiéndome hasta lo mas profundo. Yo estaba batallando en mi interior, y ahora veía lo que estaba mal en mí. El modelo de mujer que yo perseguía era el de una mujer que no existe y lo mas importante, un modelo que Dios no estableció para mi vida. Al haber adoptado el modelo de “super mujer”, estaba desubicada del propósito para el cual mi Padre me destinó, tenía que lidiar con la frustración dentro de mí cuando las cosas no salían de acuerdo a lo planeado, y lo que es peor, estaba creando en la mente de mis hijas y esposo la imagen de una mujer que no necesitaba consideración, ayuda o atención.

Precisamente este fue el detonador de la transformación en mi ser. Concí a la mujer que hoy quiero introducir en este blog. Dios le llama: La mujer virtuosa (Proverbios 31:10). Conforme he ido descubriendo sus características, mas que convenzo de cuán equivocada estaba persiguiendo ser algo semejante a la “mujer maravilla.” 😀 Dios me hizo entender que El me ama, y que no hay nada, absolutamente nada que yo pueda hacer para que Él me ame mas, y cuánto Él se agrada de mí por el hecho de hacerme Su hija. ¡Qué descanso produjo esto en mí! Entonces pude ver el abismo que hay entre el modelo de la mujer virtuosa y lo que yo pretendía ser. Mientras esa “super mujer” busca lograr y hacer para merecer, la mujer virtuosa ES hija de Dios, desarrolla la naturaleza que el Padre sembró en su ser, y su seguridad radica en que el valor que ella posee está en el precio pagado por su rescate: La vida de Cristo.

Cuando todo esto se fue aclarando para mí, tuve que tomar una decisión. El primer paso era aceptar y determinar verme en el modelo definido por Dios en Proverbios 31, desechando todo aquello que pertenecía a la “mujer maravilla” que sin darme cuenta estaba intentando ser. Me rendí y le entregué al Señor lo que en mis propios esfuerzos estuve procurando por largo tiempo. Mira esto que Dios dice: “Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de piedras preciosas.” (Proverbios 31:10) Fíjate bien en la pregunta que Él nos hace: “¿Quién la hallará?” Y esto no lo dice porque la mujer virtuosa se haya extraviado. Mas bien, te está diciendo: “¿Puedes verte a ti misma en el modelo de la mujer virtuosa?” “¿Quién tiene la valentía de adoptarla como su camino de desarrollo? . Dios está retándonos a adoptar el modelo de identidad que nos ofrece. No te confundas, ni te dejes engañar con ideas distorsionadas con respecto a lo que significa ser mujer, ni tampoco te conformes con lo que has alcanzado hasta este día. La vida que comencé a disfrutar después de comprender el camino correcto para mi desarrollo hizo una enorme diferencia para mí. Me sentí como la oruga que sale del capullo y descubre que ahora tiene unas grandes y hermosas alas para volar. Y este solo fue el principio.

Dios me hizo ver que lo que convierte a esta mujer en alguien llena de virtudes, no es su lucha por tratar de hacer algo para agradarle, sino su disposición para participar desarrollando la vida de Dios en su ser. El fruto de esa transformación es lo que la mujer virtuosa comparte con los que le rodean; por lo tanto, las actividades que realiza traen como resultado bendición y éxito, mientras que su ánimo y sus fuerzas se renuevan día a día. Salir de donde estás ahora es una decisión personal, tú eliges el modelo que haz de seguir. Nadie puede empujarte o presionarte; Dios mismo te respeta y por eso te guía por medio de Su Espíritu a que conozcas su verdad.

Sinceramente estoy muy emocionada de poder compartir contigo esto que Dios hizo en mi vida a través de estas notas. Si eres mujer, te invito a que sigas de cerca estos artículos de la serie “la mujer superlativa”, y permitas que El te ayude a ver el modelo que determinó para que tengas éxito. Si eres hombre, deseo que mi testimonio traiga luz también para ti, y que puedas comprender que el propósito de Dios es que te ubiques en seguir el modelo que Cristo es y desarrolles su semejanza. Por favor, si conoces a alguien a quien pueda bendecir  lo que estamos tratando en estas notas  sobre  la mujer superlativa, no dudes en eviárselas.  ¡Gracias a Dios por lo que hace y seguirá haciendo por medio de este blog!

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

9 Responses to “La Mujer Superlativa (I) : Mi Modelo de Identidad”
  1. Maria Ayala dice:

    Que hermoso testimonio,pues hay tanta diferencia entre la “Mujer Maravilla” y la mujer superlativa que ha creado Dios en cada ser humano, como Ud.dice mi querida Magnolia, todo lo que nos produce desgasten no es el papel para lo que fuimos creadas,lo contrario lo que nos trae paz, armonia etc.es como un remanso que corre por nuestro ser con armonia.
    Gracias mi hermana por refrescarnos con cada tema, es la medicina ideal para seguir comprendiendo lo hermoso de poder ser la Buena semilla.
    Bendiciones.
    Maria.

  2. Lupita dice:

    MAGNO SIN DUDA SERA UN GRAN BENDICION EL NUEVO TEMA!!!!!!

  3. cesiah dice:

    Es sin duda un gran reto este que nos acabas de mostrar; y si es cierto, de pronto, de tanto hacer de todo y para todos, ya no sabes si es correcto el camino que tomas o no. Bendiciones Magno y seguiré de cerca el tema. Saludos!!

  4. Pepe O dice:

    Que buen tema! – y aunque el foco de tu blog son las mujeres, habemos muchos hombres que pasamos por lo mismo y algo aprenderemos tambien

  5. ROCIO dice:

    Necesitaba estudiar sobre la mujer virtuosa y la super mujer, para poder compartir en un programa de radio dirigido a chicas, y me encontre su blog y me ha sido de gran ayuda y bendicion pues la primera en aprender he sido yo, al darme cuenta de que muchas veces a eso se ha debido llegar a momentos de tanto cansancio.

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.