Soy La Buena Semilla

La Vida Anti-Estrés (VII) : ¡Viviendo mi identidad de hijo de Dios!

CB007273

“¿Cómo? ¿Estresada yo?” Muchas ocasiones son las personas que están a mi alrededor quienes se percatan – antes que yo – de que las presiones están tomando terreno en mi corazón y me lo hacen saber. La realidad es que estoy estresada y… ¡yo no me doy cuenta! Como respuesta, podría darles una lista de excusas, presentarles un montón de quejas ó simplemente negar que esto está sucediendo, pero lo cierto es que a menos que yo identifique y reconozca que hay estrés en mi vida, difícilmente podré poseer el reposo que Dios me ofrece. ¿Cómo puede el estrés pasar inadvertido en nuestro ser? Encuentro que esto ocurre algo parecido a un experimento de laboratorio que realizaron: Colocaron una olla con agua hirviendo y metieron dentro a una rana. Cuando esta sintió el agua caliente saltó de inmediato salvando su vida. Por otro lado, pusieron una rana en una olla pero esta vez con agua fría. A fuego lento fueron calentando el agua; la rana no se dio cuenta del cambio de temperatura y esta murió. En nuestra vida, podemos estar tan acostumbrados al estrés que dejamos de percatarnos de cómo influye en nuestra salud, en nuestra relación con los demás, etc., hasta que llegamos a  enfermamos seriamente o los problemas nos rebasan. La buena noticia es que no tenemos que llegar al límite para reconsiderar y venir a los brazos de Jesús para descansar.

Reconocer que se está estresado es el primer paso para ser libre; negarlo, justificarlo o culpar a otros por ello es un maquillaje que todos hemos usado alguna vez, pero que solo retarda y dificulta el que podamos entrar en el reposo de Dios. Sin embargo, cuando tenemos la humildad de descargar nuestras ansiedades y preocupaciones en Él, encontramos consuelo y paz. Si de algo podemos estar seguros es, que mientras estemos en este mundo vamos a ser confrontados por  la aflicción, y con esto nos veremos asediados por el peligro de los efectos del estrés, pero ¡qué confianza produce el saber que Jesús ha vencido al mundo para que podamos gozar de plenitud de vida! Por lo tanto, no hay razón para seguir esclavizados al estrés y sus consecuencias porque para Dios no somos sirvientes sino hijos amados. Vivir en esa identidad es la clave para disfrutar y hacer uso de todo lo que el Padre tiene; lo cual incluye Su paz que sobrepasa todo entendimiento que guarda permanentemente  nuestro corazón y pensamiento en Cristo.

Si recordamos la historia del hijo que se fue de casa y malgastó toda la herencia que recibió de su padre, cuando él se arrepintió y decidió regresar, lo que se esperaba encontrar – si bien le iba – era un trabajo como sirviente. Para sorpresa suya, lo que había para su recibimiento era un gran banquete y una mesa puesta para celebrar su retorno.  Para su padre él seguía siendo hijo y los hijos participan de la mesa; ese lugar de honor había sido  por un largo tiempo, solo una silla vacía.  Me llama mucho la atención como al encontrarse nuevamente con su papá,  el hijo acepta las vestiduras,  el calzado, y el anillo en su mano, pero sobre todo que accedió a participar del banquete que su padre preparó para él. ¡El hijo tomaba nuevamente su lugar en la mesa  reafirmando su identidad  a pesar de los errores cometidos en el pasado!  Me encanta ver el valor que mostró para reconocer que había fallado tanto a Dios como a su papá, pero también,  su humildad  para  retomar su posición  en esa silla vacía  sabiéndose perdonado rechazando cualquier indicio de  culpabilidad y vergüenza.  ¿Puedes ver cuánto se regocija el corazón del Padre Celestial cuando tú y yo comprendemos quienes somos para Él?

Y es que cuando decidimos operar fuera de la identidad de HIJOS DE DIOS, solo queda la condición de esclavos; en esa posición sufrimos de opresión y por supuesto también de estrés.  Aquí no hay puntos intermedios ni medias tintas; o bien somos hijos ó somos esclavos.  Cuando le doy lugar a la auto-compasión o a la culpabilidad en mi corazón, y le autorizo a esos pensamientos anidarse estoy moviéndome de mi identidad de hijo de Dios; por lo tanto necesito preguntarme: “¿Soy hijo ó soy víctima de otros? ¿Soy hijo ó soy victimario?”  Cuando mi vida gira en tratar de agradar a todos a la perfección ó por el contrario, decido rebelarme sin importarme el daño que pueda causar a los demás. ¿Quién soy? ¿Soy hijo ó estoy tratando de  jugar el papel de “superman”/ “ mujer maravilla? ¿Soy hijo ó la “oveja negra” de mi casa? El reto de la vida anti-estrés entonces radica en aprender a vivir como hijo de Dios y no consentir que nada ni nadie nos mueva de ahí.

42-15654331

Mira lo que David expresó en los Salmos: “Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite, Mi copa está rebosando”. (Salmos 23:5) Ante los agentes internos y externos que pretenden generar estrés en tu vida, Dios ha decidido servirte la mesa y declararte: “¡ERES MI HIJO! Tienes mi naturaleza y mi genética sembrada en tu ser. El aceite con el que te he ungido, es la vida de mi Espíritu que trae convicción constantemente a tu interior de la identidad que se te ha concedido por la obra de Cristo en la cruz, y la copa que se te ha entregado está rebosando porque mi amor ha sido derramado en tu corazón, de tal forma que en tu interior hay una fuente que salta para vida eterna a todos los que te rodean.” Dios ha prometido que tus angustiadores NO te van a hacer añicos, antes estos serán testigos de la identidad de HIJO que está operando y desarrollándose en tu ser. Él se ha comprometido a servirte y apoderarte para que puedas  enfrentar lo que venga, haciendo que todo resulte en que más de la vida y el carácter de Cristo se manifieste en ti.

¡Recibe este día el honor que se te ha concedido y siéntate a la mesa porque hay un banquete servido por Dios para ti! Reconoce tu identidad de hijo amado y disfruta al máximo de  la vida anti-estrés que Él dispuso para ti.

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que vivo con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

12 Responses to “La Vida Anti-Estrés (VII) : ¡Viviendo mi identidad de hijo de Dios!”
  1. samuel martinez dice:

    CREO QUE UNO DE LOS FRUTOS QUE NO DEJAN LUGAR A DUDA, DE QUE DIOS TE ESTA TRANSFORMANDO, ES PRECISAMENTE ESTE DE SER LIBRE DEL ESTRES. Y PODER DESCANSAR EN EL BRAZO DEL PADRE. GRACIAS, BENDICIONES

  2. carmen dice:

    Dios ha permitido encontrar esta lectura para confiar mas en EL y salir de mi malestar. Gracias mil. Salud y bendiciones.

  3. edwin dice:

    Pues pienso que, el ser hijo de Dios (ser creado a su imagen y semejanza y para sus propositos) y haber aceptado esta realidad, es el arma mas poderosa que tenemos en contra de todos nuestros miedos y nuestros retos en la vida. Es mas, hemos vivido muchos años escuchando como los religiosos falsos han tratado de estresar a la iglesia y han puestos cargas que ellos mismos no pueden llevar(por eso Cristo decia, hagan lo que ellos dicen pero no hagan lo que ellos hacen), pero al nosotros reconocer nuestra identidad de hijos sabemos que tenemos un lugar delante de Dios donde podemos vivir con proposito y podemos descansar y ejecutar las cosas que dios necesita que ejecutemos, y el se encarga de lo demas. Este sistema del mundo y de la religion falsa, lo que ha hecho es matar muchos de los sueños que hay en los corazones, y como personas tenemos que entender que nuestra verdadera identidad nos da la llave para poder actuar como Jesus actuaba:
    todos podemos practicar cosas simples como
    la compasion
    la misericordia
    el perdon
    el amor
    la confrontacion
    la sinceridad
    etc.
    por que tenemos la mente de cristo.

  4. María dice:

    Gracias, muchas gracias por tu estudio Magnolia ! DIOS TE MULTIPLIQUE TODO EL AMOR QUE VOS DAS !!!
    Te cuento que puedo comprender que soy hija de Dios y que Èl me ama pero no logro aún actuar en consecuencia.
    Padezco de stress crónico hace años lo que en los últimos años desembarcó en una gran depresión. Estoy con tratamiento psiquiatrico y psicológico, mi médicas no son cristianas pero de todos modos me cuidan y contienen mucho.Una amiga de la Iglesia me recomendó estudie sobre “mi identidad como hija de Dios” PARA aprender así a descansar en sus brazos, yo digo que estoy a upa de Él que por eso respiro sigo viviendo pero es evidente que mi Fe no está alcanzando Yo le pido al Señor me ayude me ayude le digo con todo mi corazón que lo necesito estoy pasando por el desierto pero sé que en Dios hay victoria…me pareció bueno comentarte lo que estoy viviendo como testimonio de alguien que lo padece siento que se puede opinar y todos los estudios y palabras que te digan suman pero cdo lo estas padeciendo como cuesta! Cuando sos víctima de una enfermedad que te tira a la cama te quita las ganas y llorás y te de duele mucho mucho es muy triste, les pido estén orando por mi.
    Un abrazo en Cristo los amo, Maro (talita) Marcos 5.41 Jesus me lo dice desde que era muy pequeña hoy tengo 39 años talita kumy NIÑA A TI TE DIGO LEVANTATE ayudaaaaaaaaaa yo quiero hacerle caso ser obediente radical lograr santidad para que así el enemigo no tenga más entrada en mi vida y deje de molestarme necesito la paz de Cristo la mente de Cristo sus ojos y oídos espirituales…AMÉN AMÉN AMÉN …..gracias de nuevo ! DIOS TE BENDIGA RICAMENTE al igual que a los hnos. que visitaron y dejaron comentario en tu sitio.

  5. Maria Rosa dice:

    Liz, hermosa hija de Dios ! GRACIAS MUCHAS GRACIAS por tu contacto por tus palabras por tus oraciones ! Dios te bendiga ricamente a vos y a los tuyos…estaré comunicandoles como Dios va transformando mi Vida…Mucha paz en el Señor, un cariño grande, Maro
    GRACIAS SEÑOR POR MAGNO POR SU VIDA POR HACER QUE NOS ENCONTREMOS EN TU AMOR EN SU BLOG !

  6. Magnolia Beristain dice:

    Estoy de acuerdo contigo Samuel :) Lo mejor es que Dios ha abierto el camino para que esa transformación ocurra por medio de Cristo. Nuestra parte es participar conscientemente con Él despojándonos de todo lo que nos estorba; por eso en esta nota comento lo importante que es que podamos ser honestos y transparentes con Dios en cuanto a nuestras cargas y presiones. Él sabe muy bien lo que tenemos dentro, pero se goza en que como hijos suyos, le hagamos parte de todo lo que sucede en nuestra vida. Gracias por visitar este espacio.

  7. Magnolia Beristain dice:

    Carmen, gracias a Dios por lo que El te ha mostrado a traves de este blog!!! :) Mi vida, mi matrimonio, mi familia y demas han sido transformadas al ubicarme en la identidad de hija, despojandome de todo aquello que no corresponde. Mucho tiempo quise hacerla de “mujer maravilla” y esto solo me produjo un desgaste barbaro. Dios me ha hecho ver cuan equivocada estaba, pues no se trata de vivir esforzandome para que El se agrade de mi. Mi Padre me ama y como fruto de este amor puedo ubicarme en que soy Su hija, y como tal, desarrollar en mi su caracter y naturaleza por medio de Cristo. Bendiciones y te invito a que sigas visitando este espacio.

  8. Magnolia Beristain dice:

    Gracias por tu comentario Edwin! Somos HIJOS de Dios y conforme descubrimos lo que en realidad esto significa, desarrollamos la vida de Cristo en nosotros. El resultado que se produce es “fruto”. Que maravilloso descanso es entender que no se trata de HACER para merecer su gracia!!!! Antes bien, que es por lo que SOMOS en El que podemos desarrollar el caracter de Jesus y manifestarlo al mundo. Bendiciones.

  9. Magnolia Beristain dice:

    Maria, Doy gracias a Dios porque no es casualidad que hayas llegado en el internet a este blog. Creo con toda seguridad que “Lo imposible para los hombres, es posible para Dios”. Lucas 18:27. Yo NO soy terapeuta, ni psicologa, pero soy hija de Dios y el testimonio de lo que El ha hecho en mi vida estoy compartiendolo a traves de la red para bendicion de personas que como tú, están pasando por una necesidad. Conozco los síntomas de la depresión y los he experimentado en carne propia, pero Dios me sacó de donde estaba tal y cual lo describe el Salmo 40: Pacientemente esperé al Señor y se inclinó a mí y oyó mi clamor. Me hizo sacar del POZO DE LA DESESPERACIÓN, DEL LODO CENAGOSO. Puso mis pies sobre peña y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo…… verán esto muchos y temerán… y confirarán en el Señor. Lo que Él hizo en mí, puede hacerlo contigo Maria. Voy a enviarte por e-mail algunos puntos que confío en Dios serán de ayuda para ti. Un abrazo y bendiciones.

  10. Liz Tinetti dice:

    Hola Maro!
    Le doy gracias a Dios por tu vida y le he estado pidiendo a EL por ti, para que te deje ver como el te ha estado llevando en sus brazos hasta hoy! Te puedo ver sana y ayudando a otras mujeres que pasan por lo que tu estas pasando ahorita. Sigue honrando a Papa Dios con tu obediencia y tu fe. Dios te ama Maro!! esta atenta a su voz. Dejanos saber como vas, nosotros vamos a seguir orando por ti. En el amor de Cristo, Liz.

  11. Liz Tinetti dice:

    Amen, y amen!! Gracias a Dios por la vida de Magno, y por la tuya tambien, porque has comenzado el proceso para poder ser bendicion para muchos mas.
    Vas a ver como Papa Dios te va a ir poniendo detalles hermosos en los que te deje ver cuanto te ama, abre tus ojos para que no te pierdas ni uno de ellos!! ;)
    ..en SU amor, Liz

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. [...] ha dado en Cristo. De tal forma que nos otorgó el mas alto nombramiento que pudiéramos recibir: Ser hijos suyos; y más aún, proveyó el camino para hacer posible podamos operar y desarrollar Su naturaleza como [...]



Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.