Soy La Buena Semilla

La Vida Anti-Estrés (II) : ¡Viviendo el verdadero descanso!

 

Cuando no aprendemos a responder correctamente a las situaciones de estrés que nos rodean en la familia, el trabajo, la economía del país etc., nos desgastamos inútilmente y vamos drenando nuestras fuerzas hasta llegar al límite de enfermarnos. El estrés actúa en nosotros algo parecido al trabajo que hace un agente de ventas: Una vez que consideramos su oferta y hemos adquirido su “producto”, nos hace llegar la factura. El pago  requerido en esa factura está definido: Nuestro reposo. Pero ¿porqué  pasar la vida pagando una deuda que ya fue saldada, sometiéndonos a los efectos  del estrés?  Cristo lo hizo por nosotros en la cruz por eso dice la Escritura que “…el castigo de nuestra paz fue sobre Él….”. Ahora nosotros tenemos acceso al descanso que Él nos ha provisto y todo nuestro ser puede responder a las presiones causadas por las situaciones externas desde esta base. Cuando hablamos de descanso, rápidamente nuestra mente piensa en vacaciones, en viajar, en las playas de un lugar paradisíaco, pero la realidad es que si en tu interior, no gozas del verdadero reposo, aún estando lejos de la rutina diaria y de las presiones, será muy difícil que puedas encontrar descanso para tu alma. Y es que el mundo en que vivimos nos impone una agenda de actividades semejante a un remolino, en la cual no hay lugar para la calma y el descanso. Nos deshacemos por atender lo URGENTE y dejamos para después aquello que es IMPORTANTE. De esta manera, lenta y sútilmente comenzamos a perder el sentido por el cual hacemos las cosas y nos desorientamos.

 

Hace unos días, leí un artículo que llamó mi atención acerca del cansancio y los peligros que ocasiona al conducir un auto. El artículo señala que el agotamiento provoca que las funciones cerebrales no operen en forma óptima y que las capacidades físicas se vean gravemente alteradas: la percepción empeora, se deteriora la capacidad de juicio y la toma rápida de decisiones, se altera el humor y con él las reacciones, se afecta la coordinación y disminuye la concentración. Mientras leía los detalles, pensaba que si el cansancio nos pone en riesgo de morir al volante, cuánto mas no será capaz de perturbar el funcionamiento de nuestro ser cuando damos lugar al estrés. Las prioridades en nuestro corazón tienden a alterarse facilmente cuando estamos cansandos y por consiguiente nuestra capacidad para realizar decisiones sabias.  El descanso es tan importante en nuestro ser, como lo es el “mantenimiento” o “servicio” que obligatoria y requeridamente das a tu automóvil del año, para que pueda operar correctamente y a toda su capacidad. Si olvidas hacer el cambio de aceite a tiempo por ejemplo, aparentemente no habrá problemas por un buen rato. Al pasar los días, se encederá la luz del tablero avisándote que algo anda mal, y si continuas usando el coche sin hacer caso, lo estarás forzando hasta provocar daños permanentes en el motor.

¿Quién puede decir que alguna vez no ha experimentado los efectos del cansancio extremo causado por situaciones de estrés? Conociendo la necesidad básica que el descanso representa para nostros y la importancia de que aprendamos a permanecer en él, Dios ha provisto la vía para combatir el estrés, y así tú y yo vivamos el reposo verdadero. (Salmo 23:2) En su función de Pastor, se compromete a llevarnos a lugares donde hay buen alimento y hacernos descansar junto a aguas de reposo. En otras palabras, Dios dice: “Tú eres mi oveja y yo tengo el poder para darte el descanso que necesitas sustentándote  con los mejores pastos “.  Nótese que Él no dice que vayas y busques cómo resuelves el asunto por ti mismo. Dios ha provisto para ti el reposo y está involucrado completamente en ver que puedas poseerlo permanentemente. Ahora, nosotros como sus ovejas, ¿qué hacemos con ese alimento? Las ovejas tienen un proceso digestivo muy particular que vale la pena comentar. Primero, la oveja se alimenta tragando la hierba con poca masticación. Después de una jornada larga pastando, el proceso de la “rumia” comienza. La masa de alimento regresa al esófago donde es remasticada. Las ovejas adultas pueden pasar ocho horas o más cada día en rumiar su alimentación para reducir el tamaño de las partículas para que puedan posteriormente ser absorbidas en su cuerpo.  El éxito de la nutrición de las ovejas consiste en la calidad del alimento que se les proporciona. En nuestro caso, Dios lo ha provisto a través de Su verdad. Nuestra  responsabilidad es “rumiarla”,  en otras palabras, de meditar en ella  durante  el día y mientras estemos despiertos en la noche, ocupando nuestros pensamientos en procesar lo que Dios dice de nosotros. ¿Puedes ver el punto?  El Pastor nos ofrece los “pastos delicados” a través de Su Palabra, pero jamás nos lleva por la fuerza porque nos ama y respeta nuestra decisión. ¡Él quiere que descanses! ¡Él anhela que entres en Su reposo y puedas combatir  el estrés! ¿Dónde pues está puesta la meditación de tu corazón? ¿En los pastos verdes que el Pastor te ofrece?  ¿Ó en la mala hierba de tus propias preocupaciones, ansiedades y frustraciones? Lo que tú hagas con tus pensamientos  es una decisión personal. Nadie puede intervenir en ese sitio donde únicamente tú puedes darle lugar a Su verdad.

El proceso es mas sencillo de lo que parece.  Sea cuales sean las circunstancias que estás pasando, pregúntate: “¿Qué dice Dios de este asunto?” En Su Palabra encontrarás lo que Él piensa al respecto. El paso que sigue es que tomes esa verdad para tu vida y entiendas que Dios quiere intervenir en ti y a través de ti en tu situación. Memoriza esa Escritura y cada día durante tus actividades cotidianas, enfócate en pensar y entender aquello que Él dice de tu situacion; pensar en la solución de Dios será mucho más efectivo que seguir dándole vueltas en tu mente a tus propias limitaciones o a las limitaciones de otros. Declara esa promesa en primera persona diciendo “YO” en lugar de decir “Nosotros”. Agradece a Dios su fidelidad para contigo y haz de esa Palabra tu fuente de gozo y alabanza. Conforme pongas en práctica este proceso de meditar Su Palabra, estrás apacentando en los lugares de delicados pastos y comprobarás la dimensión del reposo verdadero. ¡Es asi de fácil! Su Espíritu estará presente para enseñarte y revelarte aquello que no comprendas.

Jesús dijo: “Vengan a mí todos los que estén cargados y todos los que estén llenos de trabajo porque yo los voy a hacer descansar”. Y también añadió: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”. ¡Qué mejor oferta que la que Dios puede hacernos a través de Su Hijo! Él está esperando por ti para sustentarte y saciar tu sed llevando tu ser a un estado permanente de reposo. ¿Porqué no le tomas la palabra y te atreves a depositar todas tus cargas en Él, en la confianza absoluta de que tiene cuidado de ti? Dios es fiel y cumplirá lo que ha prometido en tu vida….. Conócelo, comprúebalo y compártelo al mundo.  ¡Decide en tu corazón  ser portador de la vida anti-estrés!

 

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

13 Responses to “La Vida Anti-Estrés (II) : ¡Viviendo el verdadero descanso!”
  1. Liz Tinetti dice:

    Si realmente somos SUS ovejas, entonces ‘masticamos y digerimos’ SU verdad y la hacemos parte de nosotros, de nuestra vida. Es entonces que somos realmente LIBRES de estres, preocupacion, miedo, etc. Gloria a Dios por esta VERDADERA LIBERTAD!

  2. Liz Tinetti dice:

    Sabes que si Magno, yo sufri por mucho tiempo de estres postraumatico y realmente me era dificil entender que aunque era hija de Dios, el miedo me pudiera controlar tanto. El Salmo 121 me ha ayudado a entender que mi Padre realmente esta aqui conmigo SIEMPRE y a dejarle a EL mis miedos. Gracias por recordarme que como nuestro Pastor, Dios nos va a llevar siempre a los mejores pastos donde podamos descansar. Dios te siga usando!

  3. Magnolia Beristain dice:

    El reto que tenemos ahora es aprender a permanecer en el reposo de Dios. Cuando el estrés y/o depresión traten de tocar a la puerta nuevamente, tenemos el poder para responder desde la identidad de -hijas de Dios-; por lo tanto, ya no haremos charla con los miedos, temores y angustias, pues la verdad de Dios nos hace LIBRES. Lo mejor de todo Liz, es que ahora puedes compartir con nosotros el consuelo que has recibido al pasar por el estrés postraumático, y Dios va a continuar su obra en ti para que muchos más reciban el descanso que Él te ha dado. ¡Bendiciones!

  4. Anita Torres dice:

    GRacias por recordarme que hay cosas urgentes, pero hay una importante y que cada una tiene su lugar, pero sobretodo por recordarme que mi Padre quiere mi reposo y que anhela verme descansando en EL. Que El siga usandote en este sitio para bendecir a mucha gente mas. Love you!

    • Magnolia Beristain dice:

      Anita, gracias por visitar este espacio. Así es, el Padre desea que entremos en su reposo y sobre todo que aprendamos a permanecer en él. El verdadero descanso es algo que podemos disfrutar cuando comprendemos que no se trata de nuestros logros o nuestros muchos esfuerzos, sino de lo que Él puede hacer EN nosotros y A TRAVÉS de nuestras vidas. Este artículo es para mí también un recordatorio de parte de mi Padre para dejarme saber que Él está a cargo de mis asuntos y que mi responsabilidad es recibir de Él y permitirle hacer por medio de mí. Saludos y bendiciones!

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.