Soy La Buena Semilla

La Vida Anti-Estrés (I) : ¡Viviendo la provisión fiel del Pastor!

Si existiera en el mercado una vacuna que asegurara inmunidad contra el estrés, sería sin duda alguna el producto más vendido sobre el planeta. Como vivimos en la era del cambio, no debe sorprender que el s. XXI se denomine “el siglo del estrés”, lo cual exige una adaptación sin precedentes tanto de la generación mayor como de la joven. Nuestra vida diaria está saturada de tantas presiones que es casi imposible pensar que se puede vivir sin estar estresado. Las responsabilidades con el cónyuge, los hijos, el trabajo, la casa, el negocio, la escuela etc., te hacen sentir muchas veces como una liga estirada a punto de reventar. El estrés es parte de nuestra rutina y de todo lo que hacemos, al grado de convertirse en el “pan de todos los días”. Lo alarmante del asunto es es que los científicos han determinado que el estrés es el causante principal de hasta el 70% de las enfermedades comunes y según las estadísticas, las consecuencias en la salud física y psicológica de los individuos que viven sometidos al estrés por periodos largos son devastadoras.   Ahora ¿existe una forma eficaz para que  podemos manejar el estrés? De eso se trata esta nota.

 

 La realidad es que no existe una fórmula que pueda “curar” el estrés, pero sí disponemos del equipamiento necesario para poder reaccionar correctamente cuando lo enfrentamos. ¿Quién mejor que Aquél que nos diseñó y nos creó para decirnos con qué contamos en nuestro interior para responder a situaciones de tensión? Dios no sufre de estrés, pero sabe perfectamente cómo nos sentimos cuando hemos perdido el control y nos frustramos. Por eso prometió que aunque tendríamos aflicciones, angustias, descepciones, etc., (estrés) podríamos responder a estas situaciones confiadamente con Su poder, por una sencilla y estremecedora razón: Él triunfó. No dijo que el mundo sería “color de rosa” para nosotros, pero aseguró el camino para que disfrutemos de la paz interior que nada ni nadie puede darnos. Esto es precisamente lo que quiero compartir contigo en esta nota, y ayudarte a que puedas echar mano hoy mismo de esa paz sobrenatural que está provista para ti.

Una de los textos de la Biblia que más ha impactado mi vida es el Salmo 23 y es precisamente aquí donde se encuentra el secreto del reposo verdadero. Conocer a Dios como “Pastor” y comprender la inversión que ha sido capaz de hacer a nuestro favor me ha hecho mirarme desde otra perspectiva. “El Señor es mi pastor, nada me faltará”. (Salmos 23:1) La afirmación del salmista se convirtió en la mía cuando pude ver que Dios ejerce una función y responsabilidad conmigo de proveer, proteger y defender lo que es suyo. Dios no es cualquier tipo de pastor, Él es el Buen Pastor; el Buen Pastor es quien da la vida por sus ovejas. El Buen Pastor pagó por mí el precio más alto, entregando su vida a cambio de la mía. El me compró por precio de sangre y me invitó a ser parte de su rebaño. Yo acepté Su propuesta. En su redil, la economía y los recursos operan de una manera distinta: Él es la fuente de provisión y su rebaño recibe la abundancia que el Pastor les proporciona. Su provisión es permanente, constante e inagotable. No depende de la situación económica mundial ni del precio del petróleo ó la devaluación de la moneda. Por lo tanto, está comprometido a sustentarnos porque somos ovejas de Su prado y nos ha asignado un valor por encima de toda su creación. No somos huéspedes invitados, ni tampoco un rebaño en renta de su territorio, somos Su más estimada heredad.

 

 

Jesús habló del asunto del estrés que nos causa el sentirnos en aprietos económicos diciendo: “¡Miren lo valiosos que ustedes son!! Vean como el Padre alimenta las aves del cielo, que no siembran ni siegan, y como viste a  los lirios del campo con mejores vestiduras que las que tuvo el mismo Salomón.”  La orden que nos dio fue: “¡No se preocupen!” Claro está que esto no significa que debíamos desentendernos de trabajar y acostarnos a dormir. Mas bien estaba hablando de la condición de nuestro corazón. En otras palabras su mensaje es: “¡No permitan que el estrés les controle! ¡No dejen que las preocupaciones les dominen!” ¿Sabes cuánto estrés tiene una oveja del rebaño que tiene a Dios? No hay tal cosa para ellas, porque oyen Su voz , el Pastor las conoce bien, y las ovejas le siguen. Nuestra parte consiste en permanecer aquí, siendo sus ovejas, reconociendo que nuestro valor está determinado por la vida de Cristo. Por lo tanto, sea cual sea el tipo de tu necesidad: salud, paz, aceptación, amistad, recursos financieros, consuelo etc., las respuesta de Dios es la misma: No permitas que el estrés te consuma, ubícate y recibe la provisión que Él ha preparado para ti.

Cuando dice “nada me faltará”, está comprometiendo un absoluto que lo incluye TODO. Aquí no existen las excepciones, es decir, no hay cosas que Dios sí tiene el poder para proveer s y otras que no.  Por esta razón, no podemos pensar que hay situaciones que quedan fuera de esta promesa, y vernos aislados con nuestro problema, pensando que lo que nos ocurre a nosotros es demasiado grande ó tan pequeño e insignificante como para que Dios pueda intervenir.  El es el Todopoderoso.

Ahora, si el Pastor tiene dispuesta esa provisión absoluta para tu vida, te preguntarás ¿porqué entonces pasamos por carencias de todo tipo? No te confundas. Dios es el mismo hoy, ayer y por lo siglos, Él no cambia y nunca deja de ser el Pastor para nosotros; sin embargo, somos nosotros quienes nos movemos constantemente de “ser sus ovejas”, y somos susceptibles de olvidar lo que somos en Él. Cuando nos desconectamos de Su provisión, Él permanece fiel esperando por nosotros. Recuerda que no son las circunstancias lo que dicta la provisión del Pastor, es la disposición de tu corazón para recibirla y es aquí donde nosotros le damos entrada al estrés ó le damos paso a su promesa.

En lo personal,  estos días  enfrento retos en los que he decidido pararme firme creyendo que Su provisión está dada para mí; puedo entonces disfrutar de la vida libre de estrés que Jesús ha dispuesto  ayudando también a que otros puedan poseerla. El estrés toca a la puerta cada día; si me desconecto de esa identidad de “oveja”, comienzo a escuchar otras voces que me quieren someter a la presión magnificando los riesgos y haciéndome ver expuesta a multitud de carencias. ¿Sabes qué estoy aprendiendo? Que nadie, absolutamente nadie puede tomar el lugar del Pastor en mi vida, excepto Dios. Este es Su lugar exclusivo en mi corazón y yo tengo un lugar único en el suyo también, pues soy su especial tesoro. Este es mi compromiso con Dios y puedes hacerlo tuyo también comenzando a comprobar que es posible manejar el estrés con lo que Él nos ha provisto:  “Tú eres mi Pastor y yo soy tu oveja;  este día determino que  mi vida está segura, plena y completa porque me has dado todas las cosas por medio de Cristo”.

 

About Magnolia Beristain
Recibí adopción y hoy soy una hija de Dios siendo transformada por Su Verdad . Haber descubierto el mundo de los blogs, me abrió un espacio inimaginable para compartir sobre el proceso que vivo con mi Padre y las aventuras que incursionamos con Él. Disfruto enormemente escribir en este espacio y es mi oración que encuentres en cada nota un oásis de esperanza y fe que te permita conocer y comprobar el propósito de tu existencia.

Comments

2 Responses to “La Vida Anti-Estrés (I) : ¡Viviendo la provisión fiel del Pastor!”
  1. Edgar Guzaman dice:

    hola hermanos gracias por todos los mensajes q me asen llegar al correo. les cuento q soy de santa cruz de la sierra, bolivia y me encuentro en Buenos aires argentina llegamos a principios de año junto con mi esposa y mi hijita de 2 años. no estavamos asistiendo a ninguna iglesia estabamos desanimados pero despues de recivir el primer mensaje de la vaquita ore a DIOS y le pedi q me mostrara un lugar donde poder congregarme y dios me respondio y ahora hasisto a la direccion de la buena semilla de av´. cramer en buenos aires gracias hermanos q DIOS los bendiga

Deja tu Comentario

Comparte tu opinión con nosotros...
y si quieres que aparezca una foto con tu comentario, obtén un gravatar!

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.